Chiste- Una historia de horror!


Un tipo estaba parado a la orilla de la carretera pidiendo aventón, en medio de una tremenda tormenta, en una oscura y tenebrosa noche.

Pasó un tiempo pero nadie se paraba. La tormenta era tan fuerte que apenas si se alcanzaba a ver a unos 3 metros de distancia. De pronto, ve que un extraño carro se acerca lentamente y al final se detiene. Sin dudarlo, por lo precario de su situación, se sube al auto y cierra la puerta. Voltea y se da cuenta, con asombro, de que nadie va manejando el carro…
(más…)

Chiste- Yo no he enviado a nadie!

En el manicomio, un loco gritaba:
¡Yo soy el enviado de Dios!
Se le acerca otro loco y le dice:
No, ¡Yo soy el enviado de Dios!
Y así, los dos locos discuten.
Entonces, se acerca un tercer loco, y les pregunta:
¿Qué pasa aquí?
Y el primer loco dice:
¡Yo soy el enviado de Dios!
Y el segundo dice:
No, ¡Yo soy el enviado de Dios!
Entonces, el tercer loco dice:
Un momentito, ¡Yo no he enviado a nadie!

Chiste- Duermo muy bien todas las noches!


Un doctor que había estado viendo a una viejecita de 75 años durante muchos años, se retiró.
Cuando la viejita vuelve a su control mensual, el nuevo doctor le pidió que trajera una lista de todas las medicinas que le habían recetado anteriormente. Cuando el joven doctor revisaba la lista, sus ojos casi se desorbitaron cuando vio que le habían recetado píldoras anticonceptivas.
– Doña Carlota, ¿usted sabe que estas son píldoras anticonceptivas?…

(más…)

Chiste- ¿A dónde nos vamos a comer?


Se encontraban un esposo, un hijo de 8 años, y la esposa y decidieron a dónde íbamos a cenar. El esposo sugiere ir al “Conejito”, entonces el niño pregunta:
¿Qué tipo de comida sirven en ese restauran?
Y él esposo, que tenía un carácter fácilmente irritable, le contesta:
¿Qué crees tú? Si el restauran se llama “El conejito” es porque venden conejo, ¿o no? Entonces, la esposa dice: mejor vamos al “Cochinito”.
Vuelve el niño a preguntar:
¿Qué sirven en ese restauran?
El esposo un poco irritado, le contesta:
Si usaras un poco el sentido común, no harías tantas preguntas tontas.
De momento la esposa recuerda que le habían recomendado un restauran llamado “El Gato Tuerto”, y le dijo a su esposo:
Mejor, vamos al “Gato Tuerto”.
El niño respondió:
¡Oh no, pero ese gato tuerto se lo comerán ustedes!

Chiste- Un chino de vacaciones!

Un chinito se ganó un viaje 5 estrellas y todo pagado a USA. Estaba en el restaurante, y cuando le dieron el menú, no entendió nada, exasperado, le preguntó al camarero:
¿Qué me recomienda?
El mondongo es excelente.
Esta bien, deme mondongo.
Pasada una semana que el chinito estaba allí, el pobre estaba harto del mondongo, porque sólo eso comía, pues sólo eso conocía.
Andaba muy triste cuando se encontró con un amigo suyo.
Hablando, el chinito le contó su problema.
Ah, pero yo descubrí algo nuevo, ¡Ensalada!
El chinito se fue muy contento, y en la comida le dijo al camarero:
¡Quiero ensalada!
Muy bien, ¿De qué la desea?
¡De mondongo!

Chiste- El indio y su prole!

Un indio en el registro civil:
¿Es usted casado?
Sí senior.
¿Con prole?
No senior, con Lupe.
¡Prole quiere decir HIJOS!
Ah sí, tengo un prolo y una prola.

Chiste- Un borrachito lamentandose!

En un bar hay un borracho que llora y llora como un bebé… Un buen hombre se le acerca y trata de charlar con él para consolarlo:
“¿Qué le pasa buen hombre, por qué está tan angustiado?”
“Es que hace un par de horas le vendí mi esposa a un tipo por una botella de whisky…”

(más…)

Chiste- Un turista y la gallina blanca!

Un turista que pasea por el campo ve una granja y pregunta al dueño:
¿Pone muchos huevos esa gallina blanca?
Hasta ahora ninguno, responde el campesino.
¡Que contento se pondrá usted cuando ponga el primero!
Figúrese, venderé huevo y ave a peso de oro.
¿Por qué?, inquiere extrañado el turista.
Y el granjero le contesta:
Pues, porque esa gallina, ¡Es un gallo!